miércoles, septiembre 07, 2005

Economía de escalas

Puede que un ingreso de explotación de una película de 4 millones de dólares sea una fruslería para una major pero no para un estudio/distribuidora independiente (al igual que 17.000 visitas en 6 meses no supone nada para elmundo.es pero si tiene un valor inmenso para este blog, gracias plenas a todos).

Incluso con una economía de escala como esa te puedes permitir el lujo, y el reto, de romper las sacrosantas ventanas de explotación.

2929 es la productora del último experimental de Steven Soderbergh, "Bubble", que entra en el circuito comercial el Salas, DVD y Cable simultáneamente.

Motivos a favor no faltan:

· La escasa repercusión masiva de los experimentos SS como "The Limely" o "Full Frontal" (geniales por otra parte) hacen que las majors no quieran sacar el trabajo de un director con nombre/marca muy conocido que insiste en realizar sus proyectos personales entre trabajos alimenticios. Ergo, un caramelo para distribuidoras Indies.

· El equilibrio de los costes de marketing que requiere el estreno del título en cada ventana de explotación y que de esta manera se ven mejor rentabilizados. Y apoyarlos y, a la vez, provocar la atención de los hunters festivaleros.

· Y la amenaza del P2P. Que no es tanta para los pequeños que empiezan a verlo como una ventaja competitiva en distribución overseas.

El experimento funciona a escala pequeña y comienza a sentar bases para fases beta de distribución. La dispersión en este caso significa repercusión a diferencia de las ventanas tradicionales que basan su rol en concentración de impacto por medio de, llamemos, emisión.

La noticia en Variety. Y su traducción de mala muerte.