jueves, septiembre 22, 2005

Atención parcial continuada

Lo dice Sonia en su blog, en defensa de la inciativa de Alt1040 de estrenar podcast y contestando a la respuesta de aquellos (mejor leer el post de Sonia):

"Principalmente porque me he sentido molesta ante su afirmación de que quienes defendemos que la audiencia no puede sostener una atención continuada por más de 20 minutos es porque pensamos que la audiencia es tonta."

Estoy de acuerdo con Sonia. La audiencia no es tonta, es humana. Y como tal reacciona a un contenido expuesto en clave mental y física.

Un curso de Management del Euroforum me enseñó muchas cosa,entre otras la de que la atención de un ser humano no es capaz de permanecer fija en un tema más de 18 minutos (no 20, no, 18 minutos).

Por varios motivos:
- El cuerpo humano no está fabricado para estar sentado por lo que el sistema motriz envía señales al cerebro para movilizarse constantemente, equilibrar el balanceo de cargas y ayudar al sistema de riego sanguíneo. Por eso nos movemos cuando dormimos. Por eso nos cansa tanto viajar en avión, autobus o coche.

- La atención se fija en un tema en modo pasivo durante una cantidad de tiempo variable que depende de las capacidades intelectuales y cognitivas de cada uno. Pasado cierto tiempo se pasa al modo activo, se extraen conclusiones sobre lo recibido y nuestra personalidad se inclina a favor o en contra. Cualquiera de las dos opciones nos impelen a la acción por lo que si no podemos interactuar entramos igualmente en un estado de frustración que aboca a la desconexión.

- La percepción de tiempo es subjetiva. No son lo mismo 30 minutos por la mañana que por la tarde dependiendo del lugar, momento y biorritmos. Y no digamos si son 30 minutos de algo divertido o algo aburrido.

El factor de los 18 minutos es clave en cualquier producción audiovisual y en el entorno empresarial de presentaciones y formación.

Los americanos son auténticos maestros en el manejo de este tiempo para series de tv. Incluso desde hace una década prescinden de los segmentos de presentación y cierres (ver Fraiser y/o Seinfeld). Y su forma de medir el metraje es simplemente asombrosa. Al segundo.

Un factor clave en lo audiovisual es el entorno físico donde se representa la obra. Si hablamos de Cine estamos pensando en clave de público esclavo. La experiencia se da en una sala cerrada, bajo un pago de entrada y biorritmos educados como, por ejemplo, ir siempre al servicio antes de entrar. Sin embargo, estaréis de acuerdo, la experiencia del mismo producto en TV es distinta. Desaparece el factor esclavo por que los impedimentos físicos en tu hogar los marca el usuario.

Hay una criterio en los departamentos de compras de películas de las cadenas de tv: "Esta película no funcionó bien en salas pero lo hará bien en TV". Y parte de ese razonamiento sale de la base de que las propiedades del producto no cumplen las expectivas de atención y comodidad en sala pero si en un entorno doméstico.

Llevemos los 18 minutos a la empresa. La cosa se complica por que a los factores humanos hay que sumar los corporativos. Y, lo peor de todo, es un humano el que envía la información.

Cuando nos enfrentamos a un contenido fuera de este contexto vemos la obra (generalizando) cuando vemos una presentación no sólo entra en juego la calidad de lo expuesto, y su formato, si no el juicio de valor que tenemos formado sobre esa persona. No son iguales 18 minutos de Nicholas Negroponte que 18 minutos del director de R.R.H.H.

Existen diversos trucos para que los 18 minutos en empresa y formación funcionen:

- El contenido debe de ser emitido por el emisor y no por los soportes de ayuda utilizados. La gente debe de mirar al ponente y no al Powerpoint. Si miras a la pantalla dejas de escuchar al ponente y nunca, nunca, debes poner todos los temas en las diapositivas juntos si no sólo enseñar aquello de lo que estás hablando. Evitar que alguien lea más deprisa de lo que tu hablas es la clave por que si no acabarán la lectura y extraerán sus propias conclusiones antes de que tu llegues a ellas. Esta regla es aplicada en teatro.

- Pirámide invertida. Empieza por la conclusión. Si esta es lo suficientemente fuerte el oyente te acompañará a lo largo de los 18 minutos con el objetivo de desgranarla. El recurso de flashback es aplicable. Divino "Rashomon"

- Interactúa con el oyente. Hazle preguntas que deben contestar. Que despierten, que teman que les preguntes. Rompe la pasividad de la escucha. ¿Por que somos capaces de jugar durante horas a un juego? Por que interactuamos con él.

Vivimos en una era de atención parcial continuada. 18 minutos no es una putada, es un lujo. Mail, blackberries, messenger, móviles, Internet... Estamos zambullidos en una saturación de información que nos impele a ser más selectivos en contenido y más concretos en el tiempo.

No somos tontos, somos humanos. Y no tenemos tiempo. Doblar la capacidad de producción de información es sólo cuestión de presupuesto pero aumentar nuestra capacidad de atención es un reto evolutivo.

Y para eso se necesitan miles de años.

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Algunos de los trucos no es la primera vez que lo oigo/leo, pero gracias por el artículo, muy bueno...
Yo tenía un compañero que utilizaba siempre un chiste para meter a la gente en el tema (chiste, broma, anecdota divertida). Con el chiste concentraba la atención de la gente, sobretodo de los que andaban pensando en cualquier otra cosa y luego ya entraba de lleno en materia.

9/22/2005 03:34:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Algunos de los trucos no es la primera vez que lo oigo/leo, pero gracias por el artículo, muy bueno...
Yo tenía un compañero que utilizaba siempre un chiste para meter a la gente en el tema (chiste, broma, anecdota divertida). Con el chiste concentraba la atención de la gente, sobretodo de los que andaban pensando en cualquier otra cosa y luego ya entraba de lleno en materia.

9/22/2005 03:35:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

El problema de toooooooooooooodo lo que acabas de decir es que para escuchar podcasts no tienes que estar sentado o inmovil.

9/22/2005 07:22:00 p. m.  
Blogger JLChellini said...

Muy instructivo e interesante. La comparación Negroponte-Director de RR.HH es genial.

9/24/2005 11:45:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home