lunes, agosto 08, 2005

Ventanas

Hace 4 años que dejé de trabajar directamente para el mundo de las televisiones de pago por lo que si ha cambiado sustancialmente lo que digo os ruego me corrijais.

La vida comercial de una película es muy interesante de seguir. No entro en su calidad o taquilla o distribución, simplemente me refiero a su explotación comercial.

La vida usual es la siguiente. Una película se estrena en salas comerciales y eso marca el momento 0. Y este momento es independiente del lugar donde se estrene: si se estrena en España dos meses más tarde que en USA ese intervalo se respeta a lo largo de su vida comercial. Y entonces aparecen las ventanas de explotación. En este caso hablo de la Ventana Comercial.

Seis meses más tarde (aunque dependiendo de su permanencia en salas pueden ser 12) ese título pasa a la Ventana de Venta de DVD y Alquiler.

A los 12 meses pasa a la Ventana de PPV (Taquilla en CSD y Palco en la extinta VD).

18 meses a los Canales de Pago (Canal+).

24 / 36 meses canales abiertos (TVE, T5, Etc).

A partir de ahí se aprovechan para temáticos (Cinemanias y AXN por aquello de aprovechar las librerias).

A grosso modo. Dependiendo, como digo, del impacto del título en taquilla se pueden dar variaciones de varios meses.

Esto es una constante de mercado. Indica el ciclo de vida comercial más rentable para el producto de una manera lógica. Sería una tontería que se emitiera en un canal abierto antes que en uno de pago por que ¿quien pagaría por ver una película en cerrado que ya se hubiera emitido en abierto? A veces se hace pero sólo como una operación de imagen y para apoyar un título marginal en salas. Acabamos de verlo con la emisión en C+ de la excelente "Todas las caras de Peter Sellers"

Pero también marca los precios que se pagan por cada tramo de explotación y que, en función de los expectadores potenciales, son variables.

De esta manera un título que en Abierto cuesta 40 millones de pts. en cerrado cuesta 10 (más o menos). Les recuerdo que de esta manera la distribuidora exprime más el producto. Si vendiera los derechos de abierto antes que los de cerrado dejaría de percibir más dinero.

En el caso de las platafomas digitales existe un dato que hay que tener en cuenta a la hora de valorar una película o paquetes de películas, se llama "Coeficiente de abonados". Ej. si CSD tiene dos millones y medio de abonados el precio se multiplica por 2.5. Se establece de esta manera el precio en función de la cantidad de abonados que pueden comprar la película en PPV aunque luego nunca son tantos. Si lo pensais bien con este dato se tira por tierra la estúpida teoría de que CSD fomentó el pirateo de la tarjeta en aquellos tiempos.

Ni a las distribuidoras ni a las cadenas emisoras les interesa romper las ventanas de explotación. Las primeras romperían su orden lógico de ROI (retorno de inversión) y las segundas tendrían que invertir mucho más dinero en compra de derechos ya que las distribuidoras les exigirían compensar.

Es por esto por lo que Canal + en abierto (Cuatro) jamás será lo que todo el mundo quiere que sea. Es decir, lo mismo que en cerrado pero en abierto. El coste de semejante operación sería prohibitivo y afectaría a la principal fuente de ingresos de Sogecable: CSD. Una tontería financiera que hundiría un canal y a la empresa que lo mantiene.

Otra cosa es que Cuatro aproveche la compra conjunta de licencias para asegurar un contenido en cine y series mucho más interesante que las demás cadenas. Apoyado, además, en el gusto del equipo de compras y el interés en mantener el nivel de calidad (Sopranos, Fraisers...). Ahora estarán en condiciones de ofrecer una compra paquetizada de ventanas: PPV, Cerrado y abierto que será muy atractiva para las distribuidoras. Y por ende más rápida en su llegada a todos.

Pero no, Cuatro no será Canal+ en abierto. Ni puede ni debe.

1 Comments:

Anonymous Carlos said...

Me parece que en este mundo televisivo sólo existe la producción norteamericana.
No existen otros canales de distribución que incluyan la ingente producción de dramáticos y comédias británicas -de calidad contrastada- francesas, alemanas, etc; por no hablar de la producción cinematográfica y de documentales de los 25 países.
Se supone que la CEE está interesada en potenciar la producción europea y en crear vínculos culturales y sociales.

En el fondo mi eterna pregunta es ¿por qué no existe una oferta que no dependa de la multinacional Hollywood?, ¿Tendrá que ser la televisión igual que el 99'99% de la oferta cinematográfica comercial de este país?
Gracias.

8/23/2005 03:49:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home