viernes, agosto 12, 2005

Una palabra tuya bastará para bloguearte

He incumplido una norma sagrada que dice que "Debo asistir a todo concierto de U2". No para ver a U2 sino para ver lo que hace U2.

Asistí a la ordalía del Bernabeu, afirmé que Eno era Díos y los irlandeses sus profetas, chupé el Limón y me encantó.

El año pasado, para mi pasmo, casí alcancé un orgasmo cuando vi que Gibson y ellós (no su música, ellos) colaboraron juntos.


Pero no es su música lo que me encanta sino su virtuosismo por mantenerse en lo alto de la Ola tecnocultural.


Una palabra de William Gibson basta para ponerme en marcha. Aquí teneis
2.972 sobre las interioridades del Tour y su laberintos tecnológicos. ¡Ah! y 11.318 por Mark Cunningham. Ambos textos en inglés. Gracias José Luis