miércoles, agosto 10, 2005

SOS, acabo de ver Batman Begins

Imagine que es usted el Florentino Pérez del cine, tiene que hacer una película de acción y dispone de una cantidad de dinero ingente (e indecente). Ya tiene actores-estrella y le toca elegir al compositor más apropiado. No repare en gastos, Los Chichos, Leonardo Dantés o Alejandro Sanz no son opción. Ya lo sé, tiene un dilema: ¿Hans Zimmer o James Newton Howard? ¡Venga, lo que no mata engorda! ¡Contrate a los dos! Su película se llamará “Batman Begins”.

Como diría mi admirado Juan Manuel de Prada, las tres o cuatro lectoras que todavía me soportan saben que soy seguidor de Hans Zimmer, pero es mucho peor de lo que piensan: tengo una cantidad ingente (e indecente) de discos suyos y no me pierdo película alguna en la que “actúe”. Algunos amigos dicen que consigo alcanzar cierto grado de ecuanimidad cuando me pongo en cuarentena: un par de días sin escuchar su música son suficientes al parecer. Esta vez mi patología ha renacido con virulencia: adrenalina por las nubes en el cine y efectos secundarios al llegar a casa, como poner el ampli a demasiada potencia o utilizar el MP3 a altas horas de la madrugada. Expuesta esta rareza digna de mi ingreso en el manicomio o en un partido político, no les extrañará que haya ido a ver esta película con inusitada atención.

Mis tres o cuatro queridas lectoras se estarán preguntando cuántos regurgitadores de maíz le han alegrado el día al Harry Callahan que esto escribe. Pues bien, se confunden. Esta vez no ha habido comedores de palomitas capaces de interferir la banda sonora por muy guarros y cebones que fueran. La potencia de la música ha podido con todo. Es espectacular, entretenida y altavoz de unas imágenes ya de por sí sorprendentes. Hans ha vuelto a mostrar su cara más contundente. ¿Y James Newton Howard? Dicen que se ha encargado de la parte intimista, pero en mi estado actual de shock tardaré días en poder fijarme.

2 Comments:

Blogger protheus said...

A veces la mejor de las intenciones, aún con el más abultado de los presupuestos, resulta un fiasco, y muchos se preguntan el por qué, amargamente, mientras recogen los vidrios rotos. Pregúntenle a la Taylor con su naufragio llamado Cleopatra. Aquí, yo pregunto sobre Batman Begins: ¿Me cortaron alguna parte de la película, o es solo idea mía? Pero, hombre, apenas el recién llegado Batman asoma el hocico en Ciudad Gótica, de la cual Bruce estuvo ausente AÑOS, ya todo el mundo le conocía. ¿Repartió panfletos, hizo spots publicitarios, apareció en el programa de Larry King ó como invitado en Married with Children, ó qué?

8/15/2005 04:33:00 p. m.  
Blogger JLChellini said...

jaja Protheus. Tienes razón. Aún así, en mi opinión la película está más que bien y es bastante entretenida. Posiblemente sea la que más me ha gustado de las de Batman.

Gracias por tu comentario. Saludos,

8/15/2005 10:10:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home