martes, julio 05, 2005

Un año sin Jerry Goldsmith

Jerry, hace un año que los aficionados a la música de cine nos quedamos huérfanos, pues en unos trágicos meses os fuisteis Bernstein y tú.

El cine no es lo mismo sin ti: se apagan las luces y comienza la película con la entradilla del estudio correspondiente. Escucho como siempre tu música; hasta aquí todo bien, pero cuando salen los créditos iniciales tú ya no estás, la emoción brilla por su ausencia y ya nada es igual.

Con más de 170 bandas sonoras en 40 años te has ganado un merecido descanso, pero me saben a poco. Me había acostumbrado a ir al cine por tu sola participación, garantía de satisfacción y deleite. También disfruté con tu música en tres conciertos inolvidables, pero me hubiera gustado ir a muchos más. Sin duda se celebrarán algunos como homenajes póstumos e iré a todos, pero no serán lo mismo.

Soy egoísta, lo sé. Ahora le toca a disfrutar a Él, eso sí, no bajes la guardia en la calidad de tus composiciones ahí arriba, no vaya a ser que se acuerde de Williams pronto.

Gracias Jerry, no te olvido.