jueves, junio 30, 2005

Interfase

La publicidad y la sociedad interactuan mucho más rápido entre ellas que el cine o el teatro. La publicidad está más pegada a la biomasa por el simple hecho de que se nutre del inconsciente colectivo, asimilia el ruido de fondo, lo procesa y lo devuelve en forma de mensaje que a su vez es vuelto a digerir por la sociedad.

Hasta la era internet era la manera más rápida de conocer el sentir de una sociedad. Y tambien la más fiable a la hora de palpar el sentir de un consumidor (el que ve) y una filosofía empresarial (el que encarga el producto).

La publicidad escandinava siempre me ha encantado por que saben conjugar la doble moral sexual con un refinamiento en las formas ejemplar. El sexo vende, de hecho es lo que más vende (para el consumidor), pero si se utiliza de forma elegante es lo que más compra el empresario.

La madurez de una sociedad también se mide por la calidad de su publicidad.

Imaginad que pasaría en este país de emitirse este anuncio.

¡Ah! y enhorabuena a los premiados. Mi más sincera alegría.