viernes, mayo 27, 2005

Un pueblo es un pueblo es

El Cine, ¿Es cultura o Industria?

Es una cultura que sobrevive porque depende de una demanda, por lo que debe ceñirse a los dictados del mercado como hace cualquier industria enmarcada en una sociedad de libre mercado.

Obviamente también es cultura per ser. Pero eso lo dejo para otro día. Esta perorata viene a colación de la agitación montada con la obligatoriedad sugerida de doblar todas las cintas a idiomas oficiales del estado español que no sean el castellano.

España es, sin duda, el país donde mejor se dobla del planeta tierra. El franquismo hizo que se creara una escuela que generó unos profesionales como la copa de un pino a nivel artístico y técnico. Vaya usted a Francia y oiga un doblaje si no. Esta industria paralela incluso ha hecho que muchas de la voces dobladas sean mejor que las originales como en el caso de Humprey Bogart y Clint Eastwood.

Nota: voy a centrarme en la disputa con la lengua catalana por ser la impulsora.

Desde la Generalitat se trata de imponer por ley a distribuidoras nacionales e internacionales el doblaje al catalán. Digo imponer por que, de no hacerlo, se les denagarán o reducirán las obtenciones de las licencias necesarias para la distribución de sus productos en salas.

Esto que se resume en tres líneas es malo. Para una Major americana puede que no demasiado pero para el cine español en castellano es una tragedia.

A la hora de valorar este aspecto en conversaciones de pincho de tortilla se olvida mencionar dos detalles críticos por que se suele pensar que el presupuesto destinado a una peli sólo se invierte en rodarla y eso no es así. Hay un gasto más que puede marcar la línea entre el éxito o el fracaso:

La tirada de Copias.

Cada cine necesita una copia de la película. Necesita un negativo montado en cinco rollos (de media) que han sufrido un proceso de laboratorio de imagen y otro de sonido para incrustarle el audio y el dolby. Y cada copia cuesta, y mucho.

Generalizando: Una peli de 100 minutos vienen a ser 3.005 metros aprox. Para un número pequeño de copias el precio medio por metro es de 0.39 € y para grandes 0.29 € así que si nos quedamos con 0.34 € tenemos un resultado de 1.190 € (198.000 pts.).

En España, si quieres tener un buen fin de semana de arranque (marketing a parte) necesitas 80 copias=95.200 € / 15.839.947 pts.

Casi 16 millones de pesetas. Para una peli española media es una sangría.

Y ahora llega el asunto del doblaje. Lo elementos necesarios para doblar un peli son:

La imagen
Las Voces
Las pistas de audio: efectos, sonidos extras efectos...
y La banda Sonora.

El 95% del cine español se realiza en sonido directo por dos razones fundamentales. El ahorro de coste y por que los actores españoles no saben doblarse a si mismos, véase el caso de P, Banderas y Bardem (si no me creen vuelvan a ver "Perdita Durango").

Si se debe rodar una peli al catalán hay que invertir en torno a 25.000 € (4.159.000 pts) para una película normalita y con muchas limitaciones por el número de dobladores. Si hay que hacerlo al Vasco, al Catalán y al Gallego vayan sumando.

Y, les recuerdo algo crítico, el hecho de tener una peli en varios idiomas maternos NO asegura que vaya a recaudar más.

De nuevo la solución no pasa por otorgar más subvenciones (la verdadera lacra del cine español) si no en ser más coherentes de acuerdo a una tendencia de mercado. Insisto en algo que ya comenté con anterioridad el cine como arte es necesario como la pintura, la fotografía y demás pero fundamentará su existencia en un apoyo que no existe en pro de un cine español más comercial.

Si seguimos sumando ceros a los marginales presupuestos que cuestan sangre y sudor recolectar estamos haciendo el peor de los favores a nuestro cine.

Gracias a Germán y David por los datos facilitados

15 Comments:

Anonymous R. said...

Amén.

5/27/2005 06:32:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola Mi nombre es Fedeico y soy de Argentina.
En mi opinion en unos de los puntos que se podria ahorrar seria el doblaje.
Primero y antes que nada: Una pelicula esta pensada para que la actuen determinados actores, con un sonido determinado, el actor esta en la escena e interpreta el guion de una manera que no puede hacerlo una persona dentro de un estudio de grabacion. Lo que quiero decir es que una pelicula, ya sea estadounidense, española o lo que sea lleva mucho trabajo para que quede perfecta en cuanto a sonido e interpretacion, y que despues el doblaje la arruine por completo. Que mejor que escuchar la voz real de los actores de la pelicula o el sonido original (porque al doblarla el sonido pierde calidad tambien).
Obviamente la solucion a esto esta en el subtitulado que volviendo al tema del costo seria mucho mas barato.
Segundo: Si el temor que tiene el gobierno catalan, vasco,español,etc( que de paso es que el tenia la dictadura que creo esta ley de doblaje) es que los idiomas extranjeros "invadan" el español, estaria bueno que apoyen a la industria cinematografica española de otra manera como por ejemplo subsidiando peliculas de origen nacional y que compitan de igual a igual con las otras.
Tambien es cuestion que el pueblo se acostembre a estos cambios. Por ejemplo en Argentina todo lo que esta en idioma extranjero se subtitula y no por eso hablamos ingles.
Para terminar lo que me parece mas importante es defender a la pelicula como una obra de arte y hacerle las minimas modificaciones que sean posible y poder disfrutarla en el formato original.
Saludos.

5/28/2005 05:55:00 a. m.  
Blogger Johnny Lingam said...

Coincido con Federico. Hace unos años estuve pasando unos días en la parte flamenca de Bélgica, concretamente en Brujas y, lejos de cualquier veleidad nacionalista y a pesar del fuerte sentimiento identitario que hay en la zona, todas las cadenas de TV emitían series y películas en su idioma original con subtítulos, incluso las que estaban en francés. Algo así sería impensable en nuestras cadenas autonómicas, que han heredado del franquismo la nefasta costumbre de doblarlo todo a la lengua autóctona. Por supuesto que la gente -especialmente la juventu- eran prácticamente trilingües, y se expresaban con gran soltura, tanto en flamenco, como en francés, como en inglés. Por no mencionar la ventaja que supone escuchar las voces originales en lugar de que te salga Constantino Romero prestando su voz a Clint Eastwood y, en la pausa publicitaria, encontrártelo anunciando unos calamares congelados.

5/28/2005 11:34:00 a. m.  
Blogger Geller said...

No teníamos ya bastante con la eterna dictadura del doblaje para que encima lleguen los defensores de la corrección política a imponer más obligaciones innecesarias.

Gran parte de la culpa de que seamos la vegüenza de Europa a la hora de hablar inglés la tiene esta industria. Es, sí, un arte que hemos perfeccionado hasta límites insospechados. Pero estos que a los que tanto se les llena la boca cuando hablan de cultura deberían empezar a plantearse la introducción paulatina del subtitulado y la desaparición de la tiranía del doblaje, que recordemos se inventó por los próceres para defender a España de las influencias de los demonios extranjeros.

Pero, claro, se me olvida que la cultura no es sólo un conjunto de expresiones artísticas, sino también un cúmulo de oscuros intereses.

5/29/2005 06:24:00 p. m.  
Blogger Hombre Lobo said...

Coincido 100%. Soy venezolano, y en mi pais tampoco se doble nada (bueno, las películas infantiles si). Como será que, últimamente, algunas distribuidoras han cometido la OSADIA (si, eso es lo que es) de traer Harry Potter y otras en inglés y español. El resultado: en las salas donde la película está doblada no va ni Dios. ¿Y estamos transculturizados? No. ¿Hablamos todos inglés? No. ¿Despreciamos películas de otros países? No.

¿Hasta cuando el doblaje, señores? Acabad con ese oprobio de una vez. Y por cierto, no creo PARA NADA que la voz doblada de ningún actor sea JAMÁS mejor que la original. Sencillamente porque no es su voz. Y ya.

5/30/2005 07:24:00 p. m.  
Anonymous elpeaton said...

Corraboro todo lo escrito anteriormente.
Vivo en Rep. Checa y aqui solo doblan las peliculas infantiles, o para la TV, y no por eso los checos hablan ingles... casi al contrario.

Y gracias por unos datos tan interesantes sobre las copias de peliculas, que normalmente no se suelen publicar.

5/31/2005 12:38:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ni he visto "Perdita Durango", ni pienso verla...

6/02/2005 01:31:00 p. m.  
Anonymous Eneko said...

Bueno, pues yo voy a romper una pequeña lanza a favor del doblaje. Teniendo en cuenta que la gran mayoría de las películas que se producen en España no llegan a la gran pantalla (seguro que tú conoces el verdadero porcentaje, yo no) no creo que se deba considerar la industria española del cine como algo meramente industrial. Si reciben todas las subvenciones que reciben por ser portadores de cultura, creo que deben ser portadores de cultura en un sentido más amplio, y no unificadores de cultura. Los catalano parlantes también tienen derecho a ver una película que han pagado de sus impuestos en su lengua materna. En España se tira el dinero para muchas cosas diciendo que es cultura, así que creo que se puede recortar gastos de muchos otros sitios antes que de la cuestión lingüística.

6/02/2005 03:18:00 p. m.  
Anonymous eneko said...

(Siguiendo lo anterior)
Por ejemplo, creo que se debería controlar a productores que han hecho muchas películas seguidas que no han ido al cine, sólo porque con las subvenciones les sale rentable.

6/02/2005 03:19:00 p. m.  
Blogger mr. softie said...

Yo no me alejo mucho de vuestras opiniones, pero me gustaría puntualizar una cosilla.

El nivel del doblaje ha bajado bastante en los últimos años. Pondré un ejemplo que conozco personalmente, Warner bros. pone nota a los diferentes doblajes que se hacen de cada película. La ultima de Harry Potter, en España, suspendió ese baremo. El tema del doblaje ha cambiado bastante, y mas cuando se realizan estrenos mundiales simultáneos para evitar el pirateo. En países como china, los piratas llegan incluso hacer su propio doblaje. Además las mezclas se centralizan todas en un estudio, y muchas veces los doblajes son mezclados por personas que no hablan nuestro idioma. Por eso se pierde cierta “calidad” de la mezcla comparado con el original, y es porque esos mezcladores al no saber el idioma se cubren las espaldas manteniendo el doblaje bastante alto en comparación a los efectos que acompañan en la escena. Buen ejemplo de ello es ver Salvar al soldado Ryan donde el la versión original muchos diálogos apenas se entienden cuando estamos en el fragor de la batalla, dando una sensación de mucho más realismo.
Antiguamente muchas películas tenían, no un tiempo ilimitado, pero si el suficiente como para trabajar el doblaje. Ahora es imposible, el doblaje de las películas importantes se realiza a remolque del estudio de postproducción que la este realizando. Este no se realiza de manera lineal, el decir, los dobladores ya no suelen ver la película entera. Ahórrale procedimiento es ser citado para participar en el doblaje de pequeñas porciones desordenadas. Esto lastra la calidad final, sobre todo porque por seguridad se tiende a doblar mas plano, mas uniforme todo, con menos actuación, solo en momentos específicos, para no poner en peligro la concordancia con la siguiente escena o corte de trabajo que se nos envíe. El tema del digital también ayuda a este caos, la película está siempre abierta a cambios casi hasta el ultimo momento.

Allegra lo ha dicho muy bien. El doblaje se introduce en España como método de censura. Durante la II República no se doblaba. Ahí tenemos esa joya de Mogambo, donde para ocultar una infidelidad se hacia pasar a los actores que la cometen por primos que se quieren mucho. Todo para salvaguardar la moral de aquellos tiempos.

Dices: “El 95% del cine español se realiza en sonido directo por dos razones fundamentales. El ahorro de coste y por que los actores españoles no saben doblarse a si mismos, véase el caso de P, Banderas y Bardem (si no me creen vuelvan a ver "Perdita Durango").”

El sonido directo se hace porque las actuaciones y las voces, si se hace bien, son infinitamente mucho mejores. No es por definición mas barato que doblar.
Pero si se capta la emoción del actor, que está más “metido” en el personaje, que después en un estudio. Cualquier director que quiera una buena interpretación intentará hacer todo lo posible para tener el sonido directo como portavoz de las actuaciones de los actores. El doblaje se dejará siempre para cuando no haya más remedio, o por cuando por cuestiones de estética sonora se pretenda realizar cierto uso de ese doblaje en la mezclas. Pero ese tema es muchísimo más largo de explicar y debatir, y un 90% de las películas españolas desprecia la capacidad expresiva del sonido.

Lo de que los actores no saben doblarse estoy en parte de acuerdo, pero creo que realmente no hay ganas ni se ponen los medios para hacerlo bien. De hecho si se hace bien no se nota absolutamente nada, me refiero a cuando un actor se dobla a si mismo sin cambiar el idioma para corregir fallos de sonido de la película. El tema del doblaje a otro idioma es otro cantar, los actores no lo hacen porque el estilo de doblaje de este país hace que chirríe su voz, que suele ser más natural, comparada con la exageración de los dobladores profesionales que suele ser la tónica habitual.

Lo del doblaje es tan exagerado que cierto tipo de películas se convierten directamente en otras. Un par de ejemplos, Austin Powers la adaptación de los chistes es muy complicada y esto unido a lo que se denomina starcast, poner a un famoso a doblar, hace que tengamos dos películas diferentes, esta vez funciona he visto las dos versiones y es un trabajo bastante bueno. El doblaje de la serie El príncipe del Bel-air también es otro buen ejemplo. Por otro lado, El odio, película dificilísima de doblar. Toda la película está llena de argot de la calle, además acentuado por las diferentes procedencias de todos los personajes. El doblaje hace perder muchísima fuerza a unas interpretaciones rabiosas y contundentes. Evidentemente estoy seguro que los dobladores hicieron lo que pudieron, pero ciertas películas como esta, que además suelen tener un bajo presupuesto para el doblaje, hacen de las versiones españolas copias devaluadas del original.

6/02/2005 03:23:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

yo me apunto a la puntualización de softie. Personalmente me gusta la Versión Original, pero también creo que en el pasado. Ojo!, hubo muy buenos dobladores (catalanes muchos), Constantino Romero por poner un ejemplo. Así que estoy entre dos aguas.
Saludos.

6/02/2005 03:46:00 p. m.  
Blogger Bo Peep said...

¿La literatura es cultura o es negocio?
¿La danza es arte o es negocio?

6/02/2005 06:51:00 p. m.  
Blogger DDAA said...

Gracias a Mr. Softie por sus comentarios desde dentro de la industria. Quería precisar que Grace Kelly y Donald Sinden no eran primos en el doblaje español, sino hermanos, con lo que el adulterio se convertía en incesto.

Que yo sepa, hubo tres países europeos donde se impulsó el doblaje desde arriba: la Alemania nazi, la Italia fascista y la España franquista. Todo ello a mayor gloria de las respectivas lenguas vernáculas.

En cuanto al doblaje con voces famosas, es una auténtica aberración que hace este sistema aún más odioso, si cabe. Y lo de que metan morcillas en lugar de respetar el diálogo original es como para fusilar a quienes permiten esta práctica.

6/02/2005 09:18:00 p. m.  
Blogger Hombre Lobo said...

Bueno, pues la verdad yo sigo en mis trece. Es más, si debo ser aún más sincero, me parece ridículo cada vez que leo (o veo en la tele) a un crítico aquí en España hablar de "actuaciones" cuando solamente ha escuchado la versión doblada de una película. "¡Que pedazo de actriz es Nicole Kidman!" me dice alguno. Pero si no las has escuchado a ella, so memo. Todos dicen que la imagen es "lo más importante de la actuación", pues se equivocan. La imagen y la voz son igual de importantes. Solamente por esto ya no debería existir el doblaje, puesto que se trata de una mutilación de la obra. ¿Que me importa si la obra está en mi idioma o no? Aunque yo no conozca el idioma en el que hablan, la fuerza expresiva de una cultura se nota en la musicalidad y en el tono de su lengua que es único, y si no me creen, vean una película japonesa para que noten la diferencia.

6/03/2005 10:23:00 a. m.  
Blogger Geller said...

Muy de acuerdo con casi todo lo que se ha dicho. Pero quería hacer un pequeño apunte.

Al fin al cabo, ¿no es la comodidad de los espectadores lo que mantiene vivo al doblaje? "Es que si me fijo en los subtítulos me pierdo cosas." "Yo no voy al cine a leer." Etc. Todos hemos oído cosas así. Acostumbrarse a ver películas subtítuladas no es fácil cuando llevas toda la vida viendo doblajes. Pero como dice hombre lobo, recortar la voz de un actor y ponerle a un fantasma hablante por encima es una mutilación, aunque nos hayan intentando hacer creer lo contrario. Y por si fuera poco, cada día lo hacen peor. En el caso de las películas asiáticas, da verdadera grima oír los doblajes.

6/03/2005 06:58:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home