viernes, mayo 06, 2005

Un plan dentro de un plan dentro de un plan.

Va camino de convertirse en un género en si mismo el cine que te cuenta la historia de unos personajes que viven en un mundo que es virtual: "Blade Runner", "Desafio Total", "Nivel 13", "Matrix", "Abre los ojos", "Truman Show"...

Simpática paradoja.

Uno va al cine a evadirse y se encuentra con una historia de evadidos.

Tras el impacto de la primera, la adaptación a la pantalla del "Total Recall" por Phillip K. Dick (el catedrático de este tipo de historias), por Verhoeven en "Desafio Total" (seguro que Chellini se pone la banda sonora de Goldsmith a todo trapo antes de salir a laborar) se asentaron las bases de este género.

Uno tipo/a vive una vida de clase media acomodado y es feliz pero hay ligeros detalles que no encajan. Se siente observado, a veces manipulado, se da cuenta de que las coincidencias no lo son tanto... y alguna mano externa le saca de su nido y le presenta la cruda realidad. Vive en un mundo dominado por lo oscuro y en su mano está la posibilidad de la redención.

Vaya. Un mix genial. Afloran los valores judeocristianos, se inicia la construcción del mito, se aprovecha la tendencia Solipsista que todos llevamos dentro y se vende como la solución vital perfecta. Hay que morir en una vida para obtener el premio en la otra/nueva vida. Y, hombre, hay que sufrir en el camino.

Es una operación de marketing tan perfecta que asusta.

La sequía de ideas originales cinematográficas ha dado con un filón inagotable ya que no son en sí los giros de guión lo que sorprende al espectador el cual empieza viendo una película y acaba con otra.

La clave radica en la identificación con el personaje es plena ya que ninguno de nosotros puede afirmar que es real la vida que vive salvo, claro está, aquellos que no pueden permitirse el lujo de pensar en otra cosa que no sea su mantenimiento calórico diario. Para este grupo humano mayoritario sigue siendo necesario el escapismo no ya de si mismos si no de la tramoya de sus vidas. Al Bollywood Musical me remito.

Resumiendo, pagamos por ver historias que nos hacen darnos cuenta que nuestra realidad es fea. Va uno a evadirse y resulta que te insultan. Y encima te diviertes.

En otro orden de cosas.

Este verano llega a nuestras pantallas "The island", con Ewan McGregor y Scarlett Johannson. Cuenta la historia de dos humanos cobayas que viven en una realidad virtual sin saber que son clones fabricados para el reabastecimiento de órganos de sus Yoes originales. Y escapan de la trampa y van en busca de su creador. Dirige Michael Bay, no esperen intelectualidades.

4 Comments:

Blogger JLChellini said...

Juanpi, has dado en el clavo: no llevo el score completo en el coche, pero sí de forma permanente un concierto que contiene el tema principal de "Total Recall". Lo pones a todo trapo y... ¡mano de santo!

5/08/2005 12:30:00 a. m.  
Blogger Johnny Lingam said...

En lugar de "Blade Runner", que no encaja con las otras, sugiero "Dark City", "Existenz" o la estupenda "Cypher", cuyo guión está más que inspirado en el universo Dickiano.

5/10/2005 08:25:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Añado "Ghost in the Shell" de Mamoru Oshii, "Nirvana" de Gabriele Salvatores y todas las adaptaciones al cine de "Don Quijote".

5/12/2005 01:40:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Aps, se me olvidaba "La rosa púrpura del Cairo" de Woody Allen, y su remake en genero de acción "El último gran Heroe"

5/12/2005 01:45:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home