viernes, mayo 20, 2005

Ridley “Von Trier” Scott y su tortilla lucrativa*

Toda advertencia es poca: no intente entender el título antes de terminar de leer este post. Este simulacro de artículo ha sido testado con varios de los lectores más inteligentes de GK y ahora babean y ven Crónicas Marcianas cada día.

Si me ha hecho caso y no se encuentra babeando delante de la caja maléfica, le felicito: es usted un inadaptado social, siempre bienvenido en GK. Ahora que he expedido su certificado médico con el diagnóstico “La víctima tiene actividad cerebral positiva”, ha llegado el momento de desvelar tan rebuscado título.

La culpa de que usted sufra leyendo este crucigrama la tiene “Kingdom of Heaven”, el último negocio de mi admirado Ridley Scott. Desde “Gladiator” tiene la puñetera manía de mover la cámara como Lars Von Trier, pero sin el trasfondo ni intención del cine independiente. Muy al contrario, con esos movimientos intenta emocionar a los espectadores de Crónicas en las escenas de acción. Algo similar a las risas enlatadas de las teleseries. El taquillazo está asegurado con un público objetivo tan amplio.

Si no ha visto ninguna película de Von Trier, posiblemente continuará sin entender ni papa. Es muy fácil: vierta un huevo (de gallina) en un plato y bátalo muy rápidamente. Ahora sustituya el tenedor por una cámara de cine y el huevo por Orlando Bloom. No deje de agitar el tenedor, digo... la cámara. ¡Tachaaan! Ya tiene “Kingdom of Heaven” en fase de preproducción. Para que se traguen su tortilla y forrarse además con el postre, añada una magnífica banda sonora y suprima muchos minutos en el montaje. “Así es como la había concebido. Sólo verán la versión completa en el DVD” debe decir. ¡Ah! Y no se olvide de publicarlo a los cuatro vientos para que su cuenta corriente engorde como Jabba the Hutt.

* Las autoridades sanitarias advierten que pensar en este título puede perjudicar seriamente la salud.

3 Comments:

Anonymous Pau said...

Cada vez me cuesta más distinguir las películas de Ridley de las de su hermano Tony. No son solo los movimientos de cámara sin ton ni son, sino que también el montaje está dando un giro al cine epiléctico. Me pregunto que ha sido del montador de Alien o Los Duelistas.

5/20/2005 10:17:00 a. m.  
Anonymous mr.softie said...

Yo curre en la peli, unos 2 meses. Puedo asegurarte q de lo q rodamos en huesca no se ve en la pelicula ni un 20%. Ademas el principal problema de la pelicula es q no puedes dar mas minutos en algunas partes, porque Orlando no aguanta el tipo por ningun lado. Creo q el problema de la peli es el. Todos los actores le pasan por encima, creo q era un proyecto demasiado grande para el. Con lo cual habia q cortar metraje. De todos modos el montador hace mucho y mas en una peli de este tipo. Creo q uno de los puntos sobresalientes tanto de Gladiator y Black Hawk Down es el montaje. Pietro Scalia es el responsable del montaje de esas peliculas. La montadora nueva es Dody Dorn, montadora de la Memento, tampoco creo q sea mala para la pelicula pero el ritmo se hace damasido sincopado segun avanza la accion.

5/20/2005 07:04:00 p. m.  
Blogger JLChellini said...

Pau, ¡Cuánta razón tienes! Añoro -como tú- al Scott de antes. Esperemos que vuelva a sus inicios.

Y Mr. Softie, tu comentario me parece también interesantísimo. Muchas gracias por tu valiosa aportación. Coincido contigo y ahora tengo muchas más dudas: En “Gladiator” y “Black Hawn Down”, Scott, Scalia y el compositor Hans Zimmer fueron una especie de tres mosqueteros inseparables. En esta película iba a estar inicialmente el gran Zimmer, pero finalmente encargó el trabajo a Harry Gresgon-Williams, del equipo de Zimmer y con buenos resultados anteriormente con su hermano Tony Scott (por si Pau no tenía suficiente). Mi duda es ¿Rechazó Scott a Zimmer o fue justo al contrario? ¡Una solución quiero!

5/20/2005 11:36:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home