lunes, abril 11, 2005

Buenafuente II

Como presentador inmejorable (Carson mediante) como persona, o lo que deja ver, cautivadora. Se infiere ternura y vulnerabilidad, ciertas dosis de "¿Pero que coño hago yo aquí?" trenadas con "¡ya que estoy me divierto!" Y si encima le pagan, le respaldan y le siguen, mejor.

Su site es suyo. No de un equipo o ayudante o webmasters. Leer las entradas de su diario es acercarse a una persona que siente lo que escribe, luchando contra la pereza (meapuntoaeso) de la pantalla vacia, las ganas de comunicarse con alguien anónimo y una mínima satisfacción de ego.

Pero lo que más me ha impresionado es su ojo fotográfico.

Un estilo definido por la falta del mismo con certeza en el encuadre y capacidad para sacar poesia visual de lugares comunes. ¿Influenciado por Brossa? Posiblemente (tambien mapuntoaeso)

Ver su galería me recuerda la sensación del Lomógrafo primerizo, la del viajero que, recien aterrizado, fotografía lo sencillo por ser tan distinto de lo que le rodea en su lugar habitual. Me hace recordar el por que yo también fotografío.

Decia el Último de la Fila : "Sin llaves, a las puertas del instante estoy"

La Cámara es una de ellas. Y ya somos dos Andreu.