lunes, febrero 21, 2005

FINDING NEVERLAND: magia en el cine

D. Alfredo Di Stéfano bautizó el Santiago Bernabéu allá por los años 50 como "La Fábrica de Sueños". Tal era el novedoso deleite que al ver por primera vez un gol de tacón, muchos "entendidos" de la ribera del Manzanares dijeron "¡así no vale!".

Con "Finding Neverland" sucede algo parecido: la magia se adueña de la sala y Johnny Depp "mete un gol de tacón". Mientras todos los actores recurren a sus mejores gimoteos para transmitir la carga dramática, Depp no suelta ni una lágrima y consigue emocionar como nadie. ¡Así no vale!

Para redondear la jugada, la banda sonora es excepcional; probablemente la mejor de la temporada. Jan A. P. Kaczmarek co-descubre el mundo de Nunca Jamás con una partitura intimista cosida a las imágenes. Cada pentagrama interpretado por la orquesta, cada solo de piano emociona extremadamente.

Dado que este año La Fábrica de Sueños más bien parece una fábrica de sueño, sucumbir al hechizo de ésta película es la mejor forma de soñar despierto durante un par de horas. Como en el sonambulismo, el único peligro es que te despierten súbitamente, así que conviene volver lentamente de Nunca Jamás con los títulos de crédito.

1 Comments:

Anonymous elpeaton said...

En este primer post veo a todo un crítico en potencia...
Lo de la "fábrica de sueňo", todo una hallazgo... y una triste realidad.

2/24/2005 05:47:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home