miércoles, febrero 23, 2005

Expensive, eh?

Érase una vez que los antiguos presentadores de Lo+Plus se equivocaron y dejaron hablar a su invitado. Este era un amable septuagenario exiliado cubano que rememoraba su primer recuerdo cinematográfico (tiro de memoria):

"Era una película de serie b americano, cine negro. Un gangster, con muchas maneras de gangster, entra en una habitación de hotel y admirado por el lujo le pregunta al inquilino:

- Expensive, eh?

Salí del cine y estuve repitiendo esa frase a todo el que me dirigía la palabra. Toda mi vida me ha acompañado y todavía, en algunos momentos, la utilizo como coletilla".


Guillermo Cabrera Infante ha muerto. Una pluma ágil, irónica, austera en circunloquios pero barroca en aforismos. La dificultad de leer "Un Oficio del Siglo XX" me ha impedido conocer más fondo su obra pero no por ello reconocer a través de su trabajo en periódicos (formato + breve y ágil) su inabarcable pasión cinematográfica. Decía del Cine que le costaba la vida día a día. De pequeño, en La Habana, su madre le preguntaba lo que más tarde sería el título de su último ensayo: "¿Cine o Sardina?". Siempre salía cine, cosa que su metabolismo llevo muy mal el resto de su vida en Cuba y en el Exilio: Londres. Al menos allí pudo ver más cine.

Los que amamos este invento podemos estar o no de acuerdo en la valoración de una obra pero jamás discutimos sobre la verdad de nuestra pasión. Nos basta compartir una frase para reconocernos en una multitud. De variada manifestación, los hay fetichistas de actores y actrices, repetidores de guiones, obsesos por el encuadre...

Algunos, entre los que me incluyo, vemos el cine como el espejo de una realidad deseada sin tiempos muertos, donde cada secuencia cuenta, donde una música aparece para acompañar un momento que hay que fijar en la memoria, donde una frase murmurada entre dientes nos embulle del poder que emano de la pantalla cuando la oimos. Puede ser "Expensive, eh?" o "Are u talking to me?" o "Es una pena que no pueda vivir... ¿Pero quién vive?" o "¡Siga a ese taxi!" o "¡¡¿Pero que coño?!!" o...

Me encanta pensar que alguien que sabe millones de veces más que yo, en sus pequeños momentos, murmuraba una frase cinéfila.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Bonito Eh!

2/23/2005 10:56:00 a. m.  
Blogger La-Ruina-de-la-Familia said...

Un oficio del siglo xx.Uno de mis libros cinematográficos de cabecera.

2/24/2005 04:17:00 p. m.  
Blogger Johnny Lingam said...

Un frase de alguien que no vio nunca una peli de Kiarostami o de Angelopoulos:

"...Las películas son más armoniosas que la vida, Alphonse. No hay atascos en los films, no hay tiempos muertos. Las películas avanzan como los trenes, ¿lo comprendes?, igual que los trenes en la noche.".

François Truffaut

5/10/2005 10:04:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home